“Indiscutiblemente puede ser un exceso”, con esos términos la directora del Postgrado en Ciencias del Desarrollo de la Universidad Mayor de San Andrés (CIDES-UMSA), Cecilia Salazar, calificó la demora en la presentación de los resultados del “Estudio Integral de la Hoja de Coca”, iniciado en 2007.

La especialista negó que la UMSA esté encargada de realizar las ocho investigaciones complementarias iniciadas por el gobierno y que el ministro Carlos Romero dijera haber encargado a la universidad pública y otras instituciones académicas, tras hallar “deficiencias” en los resultados preliminares encargados por la Unión Europea (UE).

La UMSA es noticia“Creo que sí, indiscutiblemente puede ser un exceso seis años de tiempo para hacer una investigación de estas características, creo que la rutina alrededor de la investigación suele contemplar tiempos menores, uno puede diseñar una investigación para hacerla en seis meses y quizá hasta dos años”, afirmó la directora.

Salazar explicó que normalmente se hacen investigaciones con tiempo intermedio, las cuales contemplan trabajo de campo inicial y luego una sistematización de resultados, para luego tomar otro muestreo y establecer la evolución de los resultados. Consideró necesario establecer la finalidad y características de la labor.

Asimismo, explicó que un proceso de recopilación de datos puede tropezar con problemas, pero no al grado de demorar resultados, por lo menos preliminares, hasta seis años después de iniciar con el trabajo. Enfatizó que la UMSA sí tiene la capacidad para complementar el estudio integral sobre la coca.

“Lo que se hace es un relevamiento (de datos), se hacen entrevistas, se recoge información cuantitativa, un levantamiento estadístico (…) La UMSA está preparada para hacer cualquier tipo de investigación (…) Si se dieran las condiciones más optimas, normalmente no (debería tardar tanto)”, sostuvo la especialista.

Los antecedentes

El pilar fundamental de la investigación era la “encuesta de consumo de coca en hogares del país”, la cual fue aplicada a 11.232 personas, logrando algunos resultados, pero el gobierno consideró ampliar la consulta con recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) e incluir a choferes, mineros y la población del norte de Argentina.

En más de cinco oportunidades se suspendió la presentación de los resultados. En 2011 el viceministro de defensa social y sustancias controladas, Felipe Cáceres, anuncio en dos ocasiones las conclusiones. Evo afirmó que podría presentarse hasta finales de 2012 y el mismo año el vicecanciller, Juan Carlos Alurralde, habló de octubre.

Mientras que en esta gestión, nuevamente Cáceres dijo que a finales de octubre se conocerían los datos, mientras que Romero advirtió algunas “dificultades” y explicó que hasta finales de gestión se tendrá un informe ante las declaraciones públicas de los financiadores, la Unión Europea (UE).

Los antecedentes de la investigación se remontan a 2004, cuando la UE ofreció al gobierno de turno la realización del estudio si existía una propuesta concreta. Los meses finales de 2007 el presidente Evo Morales firmó el convenio de cooperación y en 2008 encomendó al Instituto Nacional de Estadística (INE) y a algunas consultoras su aplicación.// Erbol (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top