La ciudad de La Paz cuenta con el primer solmáforo, capaz de medir y señalizar los niveles de radiación ultravioleta (UV) que emite el sol, para que la gente pueda tomar previsiones y se proteja de manera adecuada.

El prototipo, desarrollado en el seno de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), funciona desde ayer en el atrio de la Facultad de Medicina y para el futuro, se prevé, envíe datos vía online a través de la página institucional de esta casa de estudios.

Innovación desde la UMSACon este medidor, la gente podrá prevenir problemas o daños en la piel, como cáncer, melanomas, problemas en la vista, cataratas y afecciones en el sistema inmunológico, entre otros.

DECODIFICACIÓN. La voluntaria del programa rectoral La UMSA Contra el Cáncer (LUCC), Shirley Esprella, señaló que el equipo funciona a partir de la captación de la radiación ultravioleta, a través de un panel óptico, programado para decodificar esta información en colores, según los niveles de radiación.

"Es como un semáforo, pero con cinco colores. Si está verde, entonces no hay ningún problema; cuando pasa a amarillo es porque hay que tomar alguna precaución; naranja rojo y violeta son los niveles más altos", explica Esprella.

El solmáforo fue colocado a la vista de la población, para que se aprenda a identificar los riesgos, para lo cual también existe un panel interpretativo, donde se indica qué medidas se pueden tomar para protegerse.

LOS CINCO COLORES ESTÁN BASADOS EN UN CÓDIGO INTERNACIONAL. La Organización Mundial de la Salud (OMS/OPS) determinó la carta de colores que miden el nivel de radiación ultravioleta. Se trata del verde, que determina un nivel bajo de RUV; amarillo, significa intensidad media; naranja, que advierte un nivel alto de radiación; rojo, que significa una intensidad peligrosa; y violeta, que es extrema.

PARTE DE UN PROBLEMA. El doctor Ricardo Amaru comentó que la UMSA trabaja, desde hace 14 años, con un programa de lucha contra la leucemia, el cual se amplió a otros tipos de cáncer, que son el uterino, de mama y de próstata, los de detección más frecuente en Bolivia.

El ese marco, el año pasado, el concejo universitario crea el programa rectoral LUCC, que realiza programas para prevenir el cáncer y del mismo se desprende el solmáforo, para reducir la incidencia de cáncer de la piel.

"Los paceños y la gente que vive en la altura tenemos ese problema, el sol nos hace más daño y por lo tanto es necesario informar a la gente, comentarles que el rayo solar puede producir cáncer y es fácil cubrirse", dijo.

Según Esprella, el Programa está conformado por docentes, estudiantes y administrativos de varias facultades y se prevén diversas actividades para promover la prevención y la lucha contra los diferentes tipos de cáncer.// La Prensa (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top