El cálculo de casos positivos reales se da a partir del número de fallecidos, según explicación de la UMSA, en un comunicado.

La Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) advirtió al Gobierno que aún no es prudente flexibilizar la cuarentena debido a que calcula que hay entre 3.435 y 16.756 contagiados sin diagnosticar debido al “escaso número de pruebas” realizado, el más bajo en toda Latinoamérica. Los datos oficiales solo hablan de 1.053 positivos.Noticias de la UMSA

El cálculo de casos positivos reales se da a partir del número de fallecidos, según explicación de la UMSA, en un comunicado. A partir de esa ecuación más de 2.000 personas contagiadas no han sido diagnosticadas, ya que “en base al modelo SIR se estima que para el 30 de abril, aproximadamente habrán 6.288 afectados”.

“El escaso número de pruebas de diagnóstico realizadas para SARS-COV-2 (el más bajo de toda Latinoamérica) no permite inferir la magnitud de la penetración del virus en el país, por lo que las estimaciones de necesidad de servicios hospitalarios se encuentran, probablemente, subestimados”, advirtió la casa superior de estudios.

El Gobierno decidió mantener la cuarentena hasta el 10 de mayo, pero a partir del 11 la flexibilizará. El nivel de la flexibilización estará determinada a la calificación de riesgo alto, moderado o bajo que reciban los municipios en función a los datos de casos que reporten cada jueves al Gobierno.

Para la UMSA no hay condiciones para levantar o flexibilizar la cuarentena que obliga a la población a permanecer en sus domicilios, lo que implica la virtual paralización de actividades públicas y privadas.

De acuerdo a recomendaciones internacionales, recuerda, para flexibilizar las restricciones “se debe considerar la tasa de transmisión o infección de la epidemia que en Bolivia, al 28 de abril, se mantiene activa, (un infectado contagia a más de una persona), por lo que la velocidad de contagio se mantiene alta, y amenaza con colapsar el sistema de salud a mediados de agosto”.

También observó que la distribución de equipos de protección es insuficiente para las poblaciones en riesgo como para el personal de salud, de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana, encargadas de hacer cumplir la cuarentena.

“La Universidad plantea fortalecer la vigilancia epidemiológica, las estrategias de monitoreo de las tasas de transmisión y otros indicadores, y el fortalecimiento del funcionamiento de las redes de salud de que a futuro se continúe luchando contra el virus”, refiere un comunicado público.// La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top