La Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos (OEIN), una combinación de la ejecución de instrumentos altiplánicos y las técnicas europeas u occidentales, surgió de la necesidad de implementar un grupo musical comprometido con la autonomía universitaria, las luchas y la búsqueda de justicia social en la Universidad Mayor de San Andrés, en la década de los 80.  

Cergio Prudencio, director de la OEIN, señaló que en la UMSA les pidieron formar un grupo musical, pero que él consideraba insuficiente la propuesta sino que quería un desafío mucho mayor que una música comprometida con una ideología.   “Para mí la propuesta era insuficiente, quería más arriesgado, algo que no se quede en el riesgo ideológico y político sino que apueste a más cosas y ahí surgió la OEIN, que fue el punto de inflexión hacia el mundo indígena de verdad”, afirmó.  

Música en BoliviaCergio tuvo que confrontar la realidad de los instrumentos, su filosofía y las técnicas de la ejecución de la música originaria, planteamiento que anteriormente ya fue perfilado por Antonio Gonzales Bravo, quien trabajó con Elizardo Pérez, en el proyecto de la implementación de la educación integral en Warisata.   De acuerdo con el maestro, la clave para entender la música altiplánica es saber tocar los instrumentos nativos, conocer las lógicas de interpretación, dialogar con los mismos músicos y comprender los modos de fabricación de los instrumentos.   “Uno ve los instrumentos que parecen rudimentarios, arcaicos o simples, pero guardan una sabiduría enorme en su manera de gobernar el sonido, de conciliar las necesidades humanas con la autonomía del sonido como hecho físico y el ajayu (espíritu, en aymara)”, subrayó.  

Formación de músicos peculiares

La OEIN enseña al menos a 600 niños y niñas anualmente en la ciudad de La Paz, las técnicas variadas de la música altiplánica y la europea, que posteriormente van desarrollando composiciones propias.  

Las presentaciones de la OEIN son muy reconocidas en el interior del país, además en Colombia, Argentina y otros países por la particularidad de la ejecución y las técnicas de producir la música.   La construcción de las nuevas formas de interrelación de diferentes socialmente, en este caso de instrumentos y música, es una construcción de oportunidades de dar y recibir, que también rigió en la implementación de la OEIN que no excluye sino suma las particularidades, explicó. 

Familia de músicos  

“En la cocina de mi casa, Estaba Juanacha, la cocinera, que tenía su radio prendida con sus músicas extrañísimas, en mi niñez, pero luego entendí que era una moseñada de las provincias  Aroma y Omasuyos y otros con su propia raíz”, recordó. 

El artista considera que la música le vino por antecedentes genéticos porque sus padres tocaban instrumentos y cantaban junto a sus cinco hijos cotidianamente, por las tardes. De los cinco hermanos tres son músicos profesionales, dos viven en Chile y México.   Cergio decidió quedarse en Bolivia y emprendió el desafió de “proponer”, a partir de la historia del país y sus instrumentos, una nueva alternativa musical que actualmente le dedica todo su tiempo, la OEIN, que el mismo le dio la oportunidad de descubrir Bolivia, con sus potencialidades y debilidades.   En el Censo 2012, el maestro se declaró aymara por su compromiso con la música altiplánica que combina con las técnicas europeas occidentales. “Que es un puente por donde circula elementos diversos”, sostuvo.  

Marcado por la música social  

El artista fue marcado por la década de los 70, la dictadura, la guerrilla y otras luchas que influyeron en su pensamiento de carácter ideológico y hasta militó temporalmente en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en sus inicios, que posteriormente se desencantó por la renuncia de Jaime Paz Zamora a las convicciones fundaciones para hacer sus “cálculos políticos”.   “El impacto de Benjo Cruz me marcó muchísimo. Tuve como profesor de religión a Néstor Paz Zamora que fue una presencia inolvidable y hasta que un lunes no llegó más.

El profesor de religión nos enseñaba con la guitarra una visión cristiana, comprometida y revolucionaria de la religión”, rememoró.   La música militante forma parte de sus antecedentes referenciales, pero el ámbito político y el compromiso con la sociedad le impactó, que entre los hechos más importantes recuerda la muerte del guerrillero Ernesto “Che” Guevara, la reforma universitaria y los movimientos juveniles del Ejército de Liberación Nacional ( ELN).// Erbol (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top