El interés de los jóvenes bolivianos en la robótica, el desarrollo tecnológico a nivel mundial, la necesidad de optar por un área de automatización y robótica y la captación de recursos humanos en el desarrollo tecnológico fueron determinantes para que la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), específicamente la Facultad de Ingeniería, abriera este semestre la carrera de Mecatrónica donde jóvenes podrán alentar su talento y convertirse en los innovadores del mañana.

ANTECEDENTES
Para muchos es difícil creer que estos casos tecnológicos pasarán en Bolivia, pues además de las dificultades económicas están los problemas educativos. Sin embargo, pueden ser mencionadas decenas de ejemplos de estudiantes, algunos casos meritorios de maestros, que a pesar del entorno del sistema educativo están investigando y tratando de hacer su propia ruta en el mundo de la robótica. En realidad existen miles de potenciales especialistas trabados por un sistema educativo insensible a los cambios.

Es el caso de estudiantes en el área rural, recientemente 70 unidades educativas de 12 provincias del departamento de La Paz participaron en la segunda versión de la Olimpiada Científica Estudiantil dentro del área de robótica.
Robótica en BoliviaEn el evento de julio pasado dos adolescentes presentaron un brazo hidráulico con material reciclable: madera, jeringas, mangueras de suero, clavos y latas. El proyecto fue el ganador en la categoría de hardware libre del área de robótica. La creatividad de ambas estudiantes del área rural, motivadas por su profesor Abel Quisbert, hizo que el proyecto destaque como ningún otro en los medios de prensa nacionales y extranjeros.

Este fue uno de los pequeños incentivos en esta amplia área que de a poco va ganando adeptos, pues ve el interés de los estudiantes en participar en la Olimpiada Científica Estudiantil Plurinacional que comenzó en 2011, pero la modalidad robótica fue creada el año pasado a requerimiento de los estudiantes.

PROYECTOS
En tanto, en La Paz, 1.064 estudiantes se inscribieron con un total de 540 proyectos y, según datos del Viceministerio de Ciencia y Tecnología, a partir de una encuesta se identificó que hay 1.500 científicos en Bolivia.

Otro de los casos impresionantes en esta área fue el de Jacob Apala y Adrián Tejada, dos estudiantes de primero de secundaria del colegio Vida y Verdad, que irán a la competencia WRO (Olimpiada Mundial de Robótica, en inglés), que este año se realizará entre el 6 y el 8 de noviembre, en Qatar (Asia).

Los niños construyeron un robot con un kit de Lego. El proyecto clasificó entre ocho equipos de la competencia que organizó el Centro de Tecnología Aplicada (CTA). El reto fue construir un robot con capacidad para levantar objetos y trasladarlos. En el certamen mundial, el desafío será similar pero con mayor competencia; por ello, los niños alistan un nuevo aparato.

Otro de los casos para destacar es el de los dos proyectos bolivianos que clasificaron en un certamen de la NASA. Se trata de un guante controlador y un robot sensor. Las iniciativas dan soluciones a problemas en el espacio gracias a un simulador y a futuro podrían ayudar en medicina y desastres.

El guante no sólo tiene la utilidad de simular el espacio para la NASA, pues sus creadores aseguraron que en un futuro podría usarse para operaciones quirúrgicas a distancia y para ayudar a personas con discapacidad. “La gente que tiene alguna discapacidad y que no le es posible movilizarse puede manejar el guante a distancia y realizar ciertas actividades con el uso de un robot, por ejemplo”, dijo Figueroa, en una entrevista con los medios

VENTANA AL FUTURO
Todos los anteriores casos mencionados fueron incentivos para que la Facultad de Ingeniería de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) abriera este semestre la carrera de Mecatrónica ante el “creciente” interés por la robótica en el país y como una opción para generar recursos humanos en desarrollo tecnológico.

La carrera abrió sus puertas el 1 de agosto y en la actualidad cuenta con 50 alumnos. Para esta gestión, las clases teóricas se imparten en el excolegio Príncipe de Paz (centro) y las materias prácticas en el campus universitario de Cota Cota, en la calle 30 (zona Sur).

“La carrera se abrió oficialmente este semestre para los que ya están inscritos en otras ramas de la facultad, ellos hicieron el traspaso. El próximo año se habilitará el ingreso de los nuevos alumnos, los bachilleres”, dijo Luis Armando Rosas, director y docente de Mecatrónica.

El espacio cuenta con prototipos de robots, elaborados por estudiantes de la carrera, algunos de ellos factibles de realizarlos, mientras que otros tienen cierta dificultad por teas económicos.

La construcción de Drones es parte de la enseñanza. “Primero se les da a conocer uno ya fabricado y luego comienzan a construir uno propio. En cada prototipo se aplica la parte mecánica, electrónica y de programación”, explica uno de los docentes.

Las materias están relacionadas con mecánica, electrónica y programación. Las aulas están acondicionadas para videos. En un futuro esperan que diseños mecatrónicos y de vibraciones, en estructuras (puentes y edificaciones), serán temas de la carrera.// El Diario.net

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top