Tres de cada 10 estudiantes mujeres de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) abandonan sus estudios por embarazos no planificados, según la división de Estadística. Para paliar la situación, ayer comenzó un taller sobre educación sexual y reproductiva.

“El dato de Estadística de la UMSA revela que el 33% de las compañeras dejan la UMSA por embarazos no deseados. Estamos hablando que de 35.000 universitarias, unas 3.500 abandonan sus estudios. Pocas retoman la carrera”, informó Jaime Grájeda, ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL) de la UMSA.

El dirigente resaltó que esta cantidad de deserción se da cada año y que algunas retoman la carrera después de dos o más años, pero otras lo dejan para siempre. Aseguró que pocos conocen sobre los métodos de anticoncepción. “Al ir a las aulas y preguntar, los compañeros se ruborizan y se niegan a hablar del tema”.Noticias de la UMSA

Ante esta situación, la FUL solicitó al Ministerio de Salud apoyo para que los médicos del Programa Médico Estudiantil (Promes) se capaciten en métodos modernos de anticoncepción, educación sexual y reproductiva, además pidió un stock de insumos para entregar a las universitarias.

La representante en Bolivia del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Ana Angarita, señaló que la falta de educación sexual y reproductiva tiene como efecto el embarazo no deseado que, en muchos casos, trunca las metas de las jóvenes, quienes deben dejar los estudios.“Es una gran iniciativa nacida de los propios estudiantes para que puedan acceder a información clara y concreta. Además se dan cuenta de que un embarazo no planificado les impide cumplir con su formación, se quedan frustradas y sin estudios”, indicó.// La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top