Tal como había anticipado El Día, debido a la falta de un “acuerdo nacional” entre los partidos del oficialismo y de la oposición, la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de La Paz, luego de la última sesión de Consejo Universitario paritario docente-estudiantil, determinó desistir de participar del proceso de preselección de postulantes para altos cargos de la elección judicial. 

Según Waldo Albarracín, rector de la UMSA, el rol de las universidades, en las condiciones cómo están establecidas las reglas de juego, solo tendrán una “función irrelevante y solo decorativa”.

"Lo que se quería es que la universidad tenga una participación efectiva. Para eso hemos pedido que los partidos políticos se comprometan a realizar un gran acuerdo nacional de renunciamiento a sus aspiraciones partidarias y apuesten para que los mejores profesionales sean seleccionados y elegidos. Como no se dio ese acuerdo, la universidad decidió por unanimidad no ser parte", justificó Albarracín.

Noticias de la UMSAOtras razones esgrimidas. Otra razón para que la UMSA asuma esa determinación es la supuesta falta de transparencia en la designación de los "notables" de todo el sistema universitario nacional que participarán de la preselección de candidatos.

"No hemos advertido transparencia en este punto. Se nombró a los ocho 'notables', más que notables hemos visto que son notablemente parcializados", argumentó .

Volvió a citar como ejemplo al delegado de la universidad del Beni, cuyo profesional fue parte del Tribunal Departamental Electoral que echó  fuera de un proceso electoral el 2015 a 22 postulantes con una actitud abiertamente parcializada. "Si las otras universidades quieren continuar, es problema de ellos, pero la credibilidad de la UMSA nadie la rifará ni nadie la hipotecará", apuntó.

Reacciones al paso. El ministro de justicia, Héctor Arce Zaconeta, lamentó esta situación a tiempo de calificar como una actitud hostil, contraria y de poca voluntad ante la reforma de la justicia. "No podemos descalificar y retirarnos antes de que empiece el proceso al que hemos apostado todos. Eso demuestra una actitud contraria a la reforma de una justicia. El descalificarla antes de tiempo es un craso error. Esperemos que esto empiece, antes de nada descalificar una intención sana, es un despropósito", enfatizó.

A su vez, Oswaldo Ulloa, en contacto con El Día, desde la ciudad de Cobija (Pando) donde se está llevando adelante la Conferencia Nacional de Universidades, señaló que la decisión de la UMSA es apresurada, dado que el proceso aún no ha empezado.

"Es una postura demasiado a priori. Se están adelantando los de la UMSA. Creo más bien que el sentimiento de las universidades del Sistema es participar y hacer de esta oportunidad un aporte necesario a la transformación de la justicia y hacer que este proceso sea realmente transparente", señaló Ulloa.

Retiro de su notable. En ese entendido, la UMSA, en su decisión determinó retirar a su delegado, Edgar Alberto Luna Núñez, según Albarracín, abogado y docente de alta graduación, de la comisión de los “ocho notables, académicos”, encargada de calificar méritos y examen escrito de postulantes a la elección judicial.

La presidente de la Comisión Mixta de Constitución, Adriana Salvatierra, dijo que el proceso va a continuar, porque el Sistema Universitario de Bolivia no se retiró, recordó que de manera conjunta se elaboró las bases del reglamento y convocatoria de preselección para altas autoridades judiciales.

"El proceso de preselección continúa. El Sistema Universitario envió cinco delegados titulares y tres alternos, es decir que un alterno asumirá ese espacio de la UMSA. Lamentable porque consensuamos el reglamento", declaró la senadora Salvatierra.

Punto de vista

Silvia Salame

Exmagistrada y Presidente Col. Abog.

"Amerita una reflexión y hay que volver a foja cero'

"El problema es que no se están respetando las reglas establecidas para este proceso. Primero en lo referente al mismo reglamento, dado que en lugar de cumplir se ha prolongado el plazo por otros días más de manera unilateral.  Luego el retiro de un primer postulante hace pocos días, dejó una señal de que algo anda mal.

Ahora con esta decisión de la UMSA, es muy seria la situación.

A este paso me temo que otras universidades van a ir retirándose de manera paulatina en los próximos días.

Esto es preocupante para el país e incluso para la imagen nacional. Creo que el Gobierno debe replantear esa situación, amerita una  reflexión autocrítica y que determine declarar desierta esta convocatoria.

Hay que volver a foja cero, aquí se trata de salvar a la justicia, es interés del país y no del Gobierno.

Lamentablemente hasta el momento, el proceso se ha manejado de manera arbitraria, el reglamento no se ha consensuado y la misma universidad ha sido presionada para ello". // El Día

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top