Una investigación del Centro de Capacitación y Servicio para la Integración de la Mujer (Cecasem) reveló que 86% de estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y 56% de la Universidad Pública de El Alto son proclives a caer en redes de trata y tráfico de personas.

La directora nacional de Cecasem, Patricia Bustamante, señaló que un simulacro de "reclutamiento” de jóvenes para trabajar en un hotel del exterior, identificó que muchos universitarios "no pensaron dos veces para incorporarse a esa convocatoria”.

"Me sorprende cómo una gran mayoría de 150 jóvenes y señoritas ni se dieron cuenta del tipo de consecuencias de una convocatoria de estas características. Cuando les explicamos que ésta es la forma como comienza la trata y tráfico de personas, recién entendieron sus consecuencias”, explicó.

Universitarios paceñosPara llevar adelante esta investigación, Cecasem emitió una convocatoria para registrar a menores que tenga interés en "trabajar” en un hotel en el exterior, con pasajes y otros gastos pagados. Además, no se pedían muchos requisitos.

Los supuestos elegidos iban a ganar € 1.000, formarían parte de una cadena hotelera en las Islas de Marfil, disfrutarían de los beneficios del recinto y que aprenderían gratis francés e inglés.

"¿Por qué ellos (de la UMSA) tan fácilmente se habían inscrito en ello? Estaban dispuestos a viajar incluso, predominaba más lo económico, fuentes de trabajo. En otros había la expectativa de salir afuera, quererse abrir horizontes. Lo mismo en la UPEA”, indicó.

Bustamante afirmó que en Bolivia los tratantes de personas no tienen dificultades de llevarse a adolescentes a otros lugares con fines de explotación.

El estudio reveló que universitarios que se inscribieron a la ficticia convocatoria para viajar al exterior, no eran ajenos al debate que existe sobre la trata y tráfico de personas.

"Que el 86% de estudiantes de la UMSA cayeran tan fácilmente nos sorprende. No se los amenazó ni nada por el estilo. Una chica de El Alto dijo: yo no me di cuenta, sino que era una necesidad económica. Otro chico señaló su expectativa era ganar más. Uno dijo que no pareció que habían otros fines”, contó.

Territorio virgen

La Directora de esta entidad confesó que Bolivia es un territorio "virgen” en materia de trata y tráfico de personas, aún no comparable con otros países.

"No están cuidadas nuestras fronteras. El tratante no va por las fronteras conocidas o vigiladas, él va a buscar otro tipo de rutas como por ejemplo Bolpebra, zona tripartita con Brasil y Perú. Es la tierra de nadie, porque no tenemos soberanía. Sólo tenemos un puesto avanzado”, indicó.

La representante sostuvo que también hay tráfico de armas e invasión pacífica de brasileños. La trata no puede aislarse.

"Si yo soy de Guayaramerín, San Matías o Rurrenabaque, si en mi comunidad hay sequía o inundación, lo primero que haré es ir a ciudades intermedias para conseguir un trabajo, necesito subsistir”, concluyó.

Bustamante indicó que es sintomático que en paredes y postes de luz de ciudades grandes y pequeñas se coloquen anuncios de contratación de personas y que el Ministerio de Trabajo no tome cartas en el asunto.// Erbol

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top