El 30% de los ingenieros egresados de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) termina su maestría en Bolivia y migra al exterior, porque en el país no encuentra  empleo. Titulados de la maestría de ingeniería petrolera piden más acceso a fuentes laborales.

"De los 8.000 estudiantes que inician el pre grado (a nivel licenciatura)  cada año, 2.500 concluyen sus estudios. De ellos sólo  500 acceden a una maestría y el 30% (150) de ese grupo se va al exterior porque en Bolivia no existen fuentes de empleo”, afirmó ayer el decano de la Facultad de Ingeniería de la UMSA, Miguel Ángel Calla, en el acto de colación de la primera promoción de la maestría en ingeniería petrolera.

Una de las estudiantes, a quien  le brillaron los ojos  cuando escuchó de trabajos en el exterior,  fue Dayna Rodríguez, de 24 años, quien ayer se tituló como máster en ingeniería petrolera.

"Quién no quisiera trabajar en el exterior”, dijo Dayna Pérez, una de las flamantes tituladas; aunque añadió que primero buscará  empleo en Bolivia. "Trataré de ingresar a la  estatal YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos), si no acudiré a las transnacionales, como Petrobras o Total, si no consigo en ninguna de ellos, me voy. Sé que hay muchas empresas que buscan profesionales de mi área”, dijo.

Estadísticas de la UMSAOtro titulado, Raúl Valdivia, de 26 años, afirma que sus opciones de trabajo se reducen en el país a tres  empresas. Por eso  pidió al Estado que genere empleos para los especialistas.

Calla remarcó que la Facultad de Ingeniería fue pionera en los   cursos de postgrado de sus diferentes carreras. "La sociedad impulsa a que los profesionales profundicen más sus conocimientos”, afirmó. Las carreras de ingeniería de telecomunicaciones, electrónica,  metalurgia, civil y petrolera  también abrieron cursos de especialización. "Por ejemplo, en ingeniería civil tenemos cuatro maestrías: en diseños viales, en estructuras, en materiales y en sanitaria”, dijo

Según el rector de la UMSA, Waldo Albarracín, esa casa de estudios superiores  forma a sus estudiantes para responder a las demandas del país y del mundo.

En reiteradas oportunidades  el presidente  Evo Morales pidió a las universidades privadas y públicas que especialicen a los profesionales  para que trabajen en las empresas industriales.

El Gobierno incluso lanzó una convocatoria para dotar de 100 becas (80 de maestría y 20 de doctorado)  a los mejores profesionales de al menos cinco áreas que tienen que ver con tecnología, telecomunicaciones e industria.

El rector Albarracín resaltó que "la UMSA está comprometida con el país y su desarrollo, por eso -sostuvo- asume el compromiso  que dotar al país de profesionales eficientes”.

En ese marco, resaltó que "se está promoviendo la maestría de ingeniería petrolera para que los  profesionales que se titularon  (ayer) transmitan esa sabiduría a sus pares; pero simultáneamente con su trabajo contribuyan a que se cumpla un conjunto de actividades para que se desarrollen las instituciones estratégicas de Bolivia. Así no se dependerá de los profesionales extranjeros”, afirmó.

Mercado  de trabajo

Pre grado  De los 8.000 estudiantes que inician el pre grado (a nivel licenciatura)  en la Facultad de Ingeniería de la UMSA cada año, 2.500 concluyen sus estudios.

Especialización  Del total de licenciados  sólo  500 acceden a una maestría.

Migración  El 30% del total de profesionales con estudios de postgrados en ingeniería  se va al exterior.

Los flamantes máster  apuntan al doctorado

El grupo de 22 jóvenes, especializados  en ingeniería petrolera en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), recibió ayer su título de maestría. Algunos ya presentaron sus papeles  para optar a  las 20 becas de doctorado que ofreció el Gobierno.

"Si me seleccionan, trataré de conseguir la beca. Quiero acceder a esos estudios para volver y trabajar por mi país”, remarcó Raúl Valdivia, de 26 años, uno de los profesionales titulados.

Según  el rector de la UMSA, Waldo Albarracín, se titularon ayer   22 de los 35 jóvenes que se inscribieron en el posgrado en ingeniería petrolera. "Entendemos que la carrera es complicada y llena de retos”, dijo.

Resaltó que la mayoría de los flamantes máster  tiene entre 24 y 35 años, es decir que son profesionales que tienen un amplio futuro para  prestar su aporte  a las empresas. "Algunas veces buscan profesionales jóvenes y nosotros ofertamos dentro de nuestros estudiantes esa calidad de talentos”.

Página Siete informó ayer que el  posgrado se llevó adelante con el apoyo de  la cooperación noruega y la Universidad Stavawger, de Noruega. Con una donación de cerca a  un millón de bolivianos, la UMSA instaló nuevos laboratorios y dio inicio al programa junto con docentes noruegos y nacionales (ambos capacitados en el  país nórdico).// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top