Luego de varios años de trabajo e investigación, los profesionales del Laboratorio de Células Madre en la Unidad de Biología Celular de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) aprendieron a manipular las Células Madre con el objetivo de solucionar problemas de salud como las Úlceras de Escara.

“Muchos pacientes, sobre todo los parapléjicos, que no tienen camas especiales, presentan úlceras muy profundas que son difíciles de curar y las Células Madre dan una solución, la Universidad está respondiendo a esa necesidad y lo hemos logrado. Las Células Madre que estamos manipulando pueden solucionar estos problemas que hasta ahora eran difíciles de resolver en el campo médico, incluso con las cirugías, esto nos ha dado esperanza y resultados” dice el Dr. Ricardo Amaru, responsable del Laboratorio.

El año 2009, mediante Resolución Facultativa Nº 428/2009, la Facultad de Medicina, Enfermería, Nutrición y Tecnología Médica aprobó el funcionamiento del “Laboratorio de Células Madre en la Unidad de Biología Celular”, bajo responsabilidad del Dr. Amaru, Jefe de la Unidad de Biología Celular, informa la UMSA.

El investigador explica que este tipo de úlceras se caracterizan por ser de gran tamaño y profundidad, por lo que el cuerpo no puede regenerarse. “No sólo falta piel, tampoco hay músculo, grasa y ya está cerca al hueso”, describe el Dr. Amaru. En esas circunstancias, “sembramos las Células Madre, estas empiezan a crecer y se convierten en tejido graso, muscular, subcutaneo y piel, la herida se va rellenado y esperamos posteriormente poder aplicar a otras enfermedades”.

Investigación en la UMSALa Unidad de Biología Celular cuenta con equipos especializados para realizar el procedimiento, máquinas centrífugas especiales que permiten identificar y separar las Células Madre.

Actualmente se trabaja en coordinación con el Hospital de Clínicas y ya se realizó el procedimiento con pacientes parapléjicos quienes se han beneficiado con esta técnica, los resultados son prometedores y la persona no corre riesgos, asegura el Dr. Amaru.

“Hace varios años la comunidad científica inició el debate ético sobre la manipulación de las Células Madre, las universidades empezaron a trabajar en diferentes líneas y nuestra Facultad no fue la excepción” dice el médico, quien recalca que el trabajo se inició con fines terapéuticos, para que la tecnología pueda ser útil a la gente pobre.

Existen dos tipos de Células Madre, las embrionarias, que provienen de un óvulo fecundado, “si interrumpimos el desarrollo del ser vivo, podemos obtener Células Madre embrionarias, acá está el tema ético y de mucha controversia”. Por otra parte están las Células Madre Somáticas o Del Adulto, que se encuentran en la médula ósea del ser vivo y son con las que trabaja el Laboratorio de Biología Celular de la UMSA.// PIEB (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top