Autoridades universitarias informaron que alistan las carpetas de postulación, de la entrada universitaria, para presentarlas ante la Unesco. Consideran que el evento debe ser reconocido como Patrimonio de la Humanidad por su aporte en el rescate de danzas bolivianas.

“Estamos tramitando la solicitud para que nuestra entrada sea declarada Patrimonio de la Humanidad. Consideramos que merece este reconocimiento por su labor de rescate de las danzas”, sostuvo Teresa Rescala, rectora de la Universidad Mayor de San Andrés.

UMSA BoliviaSegún la autoridad universitaria, la oficina jurídica de la universidad prepara las carpetas de postulación. “La entrada universitaria ya fue declarada Patrimonio Nacional en 2011”, dijo.

La jornada de ayer, más de 10.000 universitarios tomaron las calles del centro paceño para mostrar cerca de 30 danzas, como los suri sicuris, la morenada, los caporales, los tobas, la chacarera y la llamerada, entre otros.

Luis Sempértegui, uno de los fundadores de este evento, señaló que alcanzar el reconocimiento internacional sería “un sueño hecho realidad”. “En esta entrada no se baila por un tema religioso o por devoción, como es el caso del Carnaval de Oruro o el Gran Poder, se baila por amor a la cultura del país”, indicó.

Además destacó que cada año los jóvenes prefieren dejar de bailar danzas populares o que se ponen de moda como la morenada o los caporales porque se sienten atraídos por otros bailes autóctonos o de alguna comunidad del área rural. “Rescatamos de tres a cuatro danzas por año de diferentes lugares de Bolivia y ése es un gran mérito que nos diferencia de las otras expresiones culturales”.

La entrada universitaria se creó hace 25 años; entonces contaba únicamente con ocho fraternidades. En la actualidad participan 68 agrupaciones.

Wálter Gómez, oficial mayor de Culturas del municipio paceño, dijo que “el aporte más importante de este evento es su trabajo por recuperar y evitar que varias danzas se pierdan. Logró convertirse en un espacio de encuentro cultural”. Una mirada similar tiene el historiador Raúl Calderón, quien destaca el hecho de presentar danzas rurales a un espacio urbano. “Ese rescate es un símbolo muy importante de la integración del país”, señaló.

Los danzarines también aplauden la postulación de la entrada ante la Unesco. “Será un incentivo para seguir trabajando en el rescate de la danza”, dijo Silvia Calcina, mientras hacía los pasos del pujllay.

Miriam Cora, quien lucía un brillante traje de china, sostuvo que “recibir este reconocimiento permitirá que el mundo conozca la diversidad de la entrada”. “En mi fraternidad nosotros buscamos conservar la esencia y origen de la morenada. Es por eso que no incluimos personajes como osos y pescados porque no son tradicionales de la danza”.

Sonriente, Soray Nollar baila la kullaguada antigua junto a sus compañeros de la carrera de historia. “Los pasos de esta danza fueron rescatados luego de una ardua investigación”, señaló.// Pagina Siete

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top