Juventud, alegría y colorido caracterizaron ayer la manifestación folklórica de los universitarios de La Paz. Las 67 fraternidades de diferentes carreras rescataron las expresiones orientales y occidentales, respetando las tradiciones de cada región del país.

En esta jornada de derroche de alegría, la fortaleza de los tinkus wistus, el taquirari y la gracia oriental, los doctorcitos, impecables como siempre, la coreografía novedosa de la cullawada, la llamerada y la vistosidad de la morenada, se llevaron los aplausos del público.

Empero, el desorden y las bebidas alcohólicas empañaron la jornada cultural, además se vulneró la Ley 1333 (del Medio Ambiente) con el uso de plumas de ñandú por una de las fraternidades, aspecto que es investigado por instancias policiales.

____________

Destacan monografías de universitarios

Este año el palco oficial de la XXV Entrada folklórica Universitaria, ubicado en la avenida Camacho, a unos pasos del Parque Urbano Central, reunió a autoridades municipales, autoridades universitarias, agregados culturales y a las ñustas de distintas danzas, elegidas recientemente.

Como señala el oficial mayor de culturas del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, Wálter Gómez, “esta entrada es un espacio de encuentro entre las manifestaciones rurales con las urbanas, es un espacio en el que se ve la riqueza cultural del país. Entonces es importante el aporte que hace esta entrada, las monografías que los universitarios trabajan en ese proceso de investigación para fortalecer la puesta en valor de las bandas”.

Por su parte, la rectora de la Universidad Mayor de San Andrés, Teresa Rescala, afirmó que después de 25 años de grandes esfuerzos, la entrada se constituye en un referente de investigación, encuentro y alegría.

“Son 25 años y hay mucho que festejar por haber logrado llegar, después de 6 grupos y muy poca credibilidad de cuando se inicia la entrada universitaria, ahora llegamos y pasamos la medianoche aplaudiendo a los grupos folclóricos que se preparan con tanto entusiasmo y tanta concurrencia”.

Rescala señaló que son tres los nuevos bailes que ingresan a esta entrada, por eso la ciudadanía podrá disfrutar de dos versiones de los Jalkas, además del ingreso de los Juyra Jawqiris, danzas rurales. Por su parte, Gómez explicó que la principal característica de estas danzas es la instrumentalización.

“Son aerófonos andinos lo que dan el marco musical. La vestimenta que son tejidos, es una diversidad muy grande, también que tienen las provincias, principalmente el altiplano paceño. También los Khantus de Italaque y Charazani. Es importante el aporte que tienen esa zonas en el departamento y estas danzas ya forman parte del imaginario del paceño, de la ciudadanía”, concluyó.// El Diario

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top